comprar-libro-de-laura-y-otras-muertes
comprar-de-laura-y-otras-muertes
10.00€
libroweb
12.00€

Voy a meterme dentro de otro libro. Dejar que sean vuestras manos las que me desnuden. Que vuestras gargantas me pongan voz y así no tener que sucumbir por mí mismo a su nombre. Os permitiré odiarme también, a veces por cobarde, otras por necio. Podréis clasificar mis vicios por orden alfabético, mis manías por orden cronológico, mis sueños por desorden afectivo. Dejarme de lado cuando empiece vuestra serie favorita. Lanzarme al fondo de una biblioteca cuando estéis cansados de este amor eterno. Llorar cuando un verso os recuerde que a vosotros ese tren que yo perdí, también os pasó de largo.

No pondré obstáculos al orgasmo, a la caricia, al espérate que cene y ahora vuelvo. Soportaré cualquier excusa que no se convierta en promesa. Seré la marioneta del hilo de vuestra memoria. Hacerme danzar, nunca en un baile al tropezar lo hemos llamado abrazo, hasta hoy. Podéis volar conmigo, caer sin mí, flotar con ellos. Anclar vuestros ojos en una página cualquiera, garabatear todas las esquinas de cada folio, agarrarse a cada punto suspensivo, balancearse del columpio de una coma, cambiar cada punto final por un beso con lengua a la luz de la luna.

Estaré bien allí encerrado. Soy ese extraño pájaro que no vuela si le sobra el cariño. Que ha vuelto a su jaula a silbar aquella canción de que todo es posible. Que siempre prefirió el mar al cielo y que llama a la poesía hogar, si eres tú quien la lee.

BIOGRAFÍA

Ernesto Pérez Vallejo nació en 1979. Vive en un pueblo pequeño de Cádiz: Campamento-San Roque.

Escribe desde muy pequeño para salir ileso. Canta mal y en la ducha, no sabe tocar ningún instrumento, ni hacer muñecos graciosos con plastilina. Le gusta el mar desde fuera y el amor desde muy dentro. Su superhéroe favorito es su padre, su color preferido, el azul daltónico.

De mayor siempre quiso ser hombre y a veces cree que está a punto de conseguirlo. Sueña siempre pero solo lo recuerda si son sueños eróticos. Le gusta Bukowski, con él aprendió lo amplia que puede ser la literatura y lo fácil que es amarla lejos de los colegios.

Odia las multitudes, el exceso de poder y de maquillaje, la música alta en los coches, cualquier guerra que no sea de almohadas, cualquier almohada que no sea compartida. Pero sobre todo, odia odiar.

Ama la vida. Piensa que hay pocas cosas más crueles que la duda y también duda de eso.

Si alguien le preguntara, hoy o mañana, qué es lo que más le sorprende del mundo, diría sin pensarlo dos veces: Que alguien se detenga a leerme. Así que, en su nombre, otra vez, gracias por la sorpresa.

TWITTER FEEDS

FACEBOOK

Contact us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Questions, issues or concerns? I'd love to help you!

Click ENTER to chat